jueves, 24 de julio de 2008

You´re the one


Ya han llegado, directamente desde la red, que sí, que mi madre dirá que soy una "enganchá" a esto de Internet, pero pillando chollazos así, ¿quien se resiste?.
Estas fueron mis primeras zapatillas de "skate", y no, no os penseis que fuí pionera en mi pueblo y me puse a patinar con 14 años, nooo, pero sí que me gustaba un chico (¿solo uno?) que patinaba, así que influida por la estética de aquellos años mi madre me regaló estas zapatillas, a mi en este color exactamente, y a mi hermana en marrón y que no sé como destrozó, porque mira que son duras.

Las mias, las "vintage" se perdieron en una de las limpiezas de mi madre, y cuando mi chico me regalo los pasados Reyes las zapatillas versión siglo XXI casi me emociono. El problema es que el 39 que es mi número desde la introducción a la UE me quedaba enorme, así que a descambiarlas. Mala suerte, muy mala suerte, el 38 no estaba y nunca lo trajeron, así que desistí, y mi chico se ahorró mi regalo y se autoregaló un par de politos si no recuerdo mal, monisimos por cierto.

Una mañana me conecto y veo en mi correo de google que Privalia tiene una campaña de Airwalk, ¡¡¡¡oleeee!!!!, lo que no me esperaba es verlas ahí, esperandome y sobre todo pudiéndolas tener en mi poder por menos de 20 euros, que hoy día, no es nada, así que las pedí, y hoy han llegado, gordotas para el invierno, anchas para los pies cansados de estar expuestos a la plataforma y al tacón del verano e incluso a la desnudez de las chanclas.

No tengo ni idea de cuando las estrenaré ni como las combinaré, pero eso es lo de menos, vuelven a estar conmigo.