jueves, 21 de agosto de 2008

Una de cal y una de arena

En época de Rebajas siempre intento comprar prendas rebajadas, y si son complementos mucho mejor, que los zapatos sobre todo me parece que están por las nubes, pero hoy la jugada no me ha salido del todo completa.
El día del concierto de Miguel Bosé le ví a una chica un top muy mono y se me quedó grabado, así que revisando la pagina de Mango, cual es mi sorpres cuando lo veo ahí, diciendo HOLAAAAA! soy YOOOO! te acuerdas?. Así que hoy ha caído, me he tropezado sin querer con un Mango y no tenía más remedio que quedarmelo porque le he preguntado a la chica y me ha dicho... "creo que no queda" con lo cual me han entrado los típicos nervios de la compradrora compulsiva "como que no te queda, no me digas eso", (ya me lo tenía que llevar). Espera que te lo miro, que talla quieres, "una XL" (para variar). La chica baja, no tenemos la talla más grande, pero te he bajado una L que seguro te va bien (entre que me dice eso y que veo el top en su mano, aysss, que me quede bien, que me quede bien....). Así que sí, me lo llevo, porque la L me quedaba bien, un poco cortito el top en principio pero para eso me compré el año pasado el pantalón negro de Zara de pata ancha y cintura alta.

Voy a pagar con la tarjeta de Mango y lo pongo para el mes que viene, que si, que el top no es caro, pero me digo a mi misma, "en Rebajas se compran cosas rebajadas, que soy madre de familia, por favor".
Este es..


Luego me he acercado a Bimba y Lola, que no lo tengo muy a mano, y ya que estaba en Cádiz, no era plan de dejarlo pasar, y veo las sandalias que más han vendido porque mira que tenían colores, y solo quedaban la roja y la rosa. La roja a mitad de precio, ahora 24 euros, y la rosa por 15, como zapatos rojos tengo unos cuantos y rosas ninguno y sí ropa con la que me iría bien para romper un poco, pues a casa que se han venido conmigo y como sean tan cómodas como me ha jurado y perjurado la dependienta, lo mismo me llevo a la niña a que vea las palomas de la Plaza de San Antonio y me vuelvo a dar una vueltecita por la Calle Ancha a ver si siguen ese par de 39 esperandome.



Y luego estas cositas, que son para mi como las chucherías para los niños, imposible que pueda resistirme si son monas y baratas

No hay comentarios: