viernes, 21 de noviembre de 2008

LAS PERCHAS DE ZARA

El otro día estaba en Zara, en un típico día que no tienes ganas de comprar, en principio claro, luego me acerqué a los leggins y allí estaban los gorditos que llevaba todo el invierno buscando y un maxi jersey que ya me había probado y que definitivamente me llevé por lo cómodo y calentito que me pareció, en gris además, que me gusta el gris...

Había poquísima gente y yo campaba a mis anchas por los probadores, cargando con una bolsa tremenda de Blanco donde llevaba un abrigo que tenía que devolver por muy mono y barato que fuera porque no lo utilicé en la boda friki del otro día.

En fin, que fuí colgando los leggins y los vestiditos que me probé (y que me caían fatal) en las perchitas, cuando veo, como casi siempre dos o tres perchas de estas que sirven para las faldas y los pantalones aparte de para colgar, ya sabéis las de las pinzas y me digo "si mi hermana y mi madre lo hacen a veces, a mí no me va a pasar nada por estrenarme no?", así que ahí fué, solo una, eso sí,( para estrenarme no quería ser avariciosa), a la enorme bolsa de Blanco, justo debajo del abrigo.

Dejé lo que no quería a la salida del probador de la mejor manera posible (siempre intento colgar todas las prendas en sus perchas para que las chicas no tengan trabajo extra) y me fuí a pagar. Las dependientas en la caja hablando de sus cosas, (que si vas a llevar al niño a natación, que si me he pinchado con una alarma en el dedo), me cobran y les digo que ya llevo bolsa, que no me den otra, así reciclamos todos.

Salgo por la puerta y después de mucho, mucho, mucho tiempo, me pita la alarma, "joder, joder, joder, que llevo la percha en la bolsa debajo del abrigo, debería haberla reliado en el abrigo y no dejarla a la vista". La chica me pide el ticket y las dos prendas, en la etiqueta de los leggins había una alarma que no habían desconectado pero yo juraría que la dependienta vió la percha, "que vergüenza".

La próxima vez que se me antoje una perchita de esas directamente se las quitaré a mi madre o a mi hermana pequeña del armario, que seguro me da menos corte.

No hay comentarios: