lunes, 24 de mayo de 2010

Se le saltarían las lágrimas a cualquiera



Me siguen emocionando estos pequeños gestos de romanticismo.

1 comentario:

Camarona dijo...

A mí me hace eso y te juro que salgo corriendo. Pero también reconozco que puede ser porque ambos me caen fatal, y Penélope es una tía que me resulta insoportable. En fin, pa gustos los colores, chiquilla.