martes, 17 de agosto de 2010

Y yo sin usarla hasta hoy

Llevo puesta una mascarilla de arcilla verde en la cara, bueno, en la cara, en el escote y en los brazos (desde el codo hasta el hombro).

Llevaba mucho tiempo pasando por el herbolario y queriendo entrar para comprarla pero siempre iba con prisa. Allí estaba el paquetito de Santiveri, el último, así que debe venderse bien, porque en comparación con las cajas que quedaban de arcilla roja ya os digo, la última cajita ha sido para mi.



El precio es de 3 euros, tiradísimo porque con una mínima cantidad que mezclamos con agua cunde bastante, muchísimo vaya, la caja trae 375g así que me va a dar para muchos usos.

La he aplicado con una brochita de pelo sintético y la primera sensación ha sido de frescor, pero una vez que se ha secado en las partes que he puesto menos cantidad la sensación es de tirantez, la zona del escote es la que más trabajo me está costando secar, posiblemente por no estar tumbada y tener demasiado volumen en esa zona como para que no se junten sin voluntad propia XD.



Para terminar os comento las propiedades básicas de esta arcilla, que se recomienda en pieles mixtas o grasas (la mía parece ser que cada vez es más grasienta, me levanto por la mañana y soy una bombilla...):

- Efecto antibacteriano.
- Efecto purificante.
- Ideal para tratar puntos negros y zonas acnéicas.

También hablan de sus beneficios médicos, pero ya os digo, os hablo desde mi experiencia y por ahora no tengo ningún esguince ;).

A cuidarse y muchos besos.

1 comentario:

pikys dijo...

Pues por ese precio, si encima es buena, hay que probarla ¿¿no??